La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), junto a Texas Civil Rights Project y Oxfam America, han entablado una demanda colectiva contra el gobierno de Estados Unidos, por deportar a menores indocumentados a los que no se les ha dado oportunidad de exponer sus casos de asilo tras haber cruzado la frontera.La demanda, interpuesta en una corte de federal de Washington y la primera en su tipo, busca impedir que las agencias de Inmigración se amparen en una orden de emergencia de salud pública para suspender los derechos legales de los niños indocumentados no acompañados que son detenidos en las fronteras del país.“La política es la prohibición de asilo más extrema hasta ahora de esta Administración, ignorando todas las protecciones que el Congreso ha promulgado desde la Segunda Guerra Mundial para proteger a los niños y aquellos que huyen del peligro”, dijo en un comunicado el abogado de ACLU Lee Gelernt.Las organizaciones han interpuesto la querella a nombre de un menor guatemalteco de 16 años, de la etnia Maya e identificado solo con sus iniciales, que se vio forzado a escapar tras recibir amenazas de muerte de las pandillas que buscaban reclutarlo.El menor cruzó la frontera de Texas esta semana con el objetivo de reunirse con su padre pero ahora se encuentra bajo custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en McAllen, y a punto de ser deportado.Trabajos digitales LaRecibe nuevas ideas para generar capital en línea en tu tiempo libre. Pide información adicional sin compromiso.De acuerdo a cifras de CBP desde el pasado mes de marzo se han deportado de forma “exprés” a 109,000 migrantes en la frontera con México.De acuerdo a los demandantes, bajo las nuevas directrices a este menor guatemalteco se le ha negado la posibilidad de presentar su caso de asilo y, en vez de ser enviado a un albergue para migrantes a través de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR), ahora enfrenta la deportación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here