Esta intentando bajar de peso, pero no ve los resultados, tal vez pueda estar saboteando sus esfuerzos, si tiene uno de estos hábitos:

No dormir lo suficiente

El quedarte despierto hasta altas horas de la noche o el levantarte muy temprano para hacer ejercicio y dormir poco afecta tu capacidad de perder peso.

Dormir menos de 5 a 6 horas por noche se asocia con una mayor incidencia de obesidad. El sueño insuficiente o de mala calidad ralentiza el metabolismo, y con ello el cuerpo puede almacenar la energía no utilizada en forma de grasa.

Además, podrías estar consumiendo más calorías. Estudios encuentran que las personas con sueño corto tienen leptina reducida y grelina elevada, lo que aumenta el apetito y te lleva al siguiente mal hábito.

Comes a altas horas de la noche

Si comes a altas horas de la noche tu cuerpo no quema esas calorías adicionales tan eficientemente como lo hace durante el día.

Te enfocas más ejercicio que en la comida

Muchas personas creen que pueden comer “lo que sea” y tanto como quieran solo porque hacen mucho ejercicio. Si bien es cierto que una persona con mayor actividad física requiere una mayor ingesta de calorías que una persona sedentaria, no se trata de comer lo que sea porque puedes afectar tu salud además de sunar calorías vacías. La otra razón es que si consumes mucho más calorías de las que gastas, difícilmente perderás peso.

Agregar azúcar y/o crema a tu café

¿Cuántas tazas de café tomas en el día? El café es muy saludable (sin exceder de 4 a 5 tazas), tiene beneficios a la salud e incluso te puede ayudar a perder peso.

La cafeína aumenta tu tasa metabólica en reposo hasta en un 11%, lo que significa una mayor rapidez con que quemas grasa.

Lo que viene a perjudicarte es agregar crema, azúcar y edulcorantes a tu café. Aumentas el contenido calórico y afectas su valor nutricional.

Bebes más de una copa de alcohol

El alcohol tiene un alto contenido calórico. Algunas bebidas mezcladas pueden contener la misma cantidad de calorías que una comida, pero sin los nutrientes.

El vino y otros tipos de alcohol pueden tener beneficios. Sin embargo, debes limitar su consumo, no solo por las calorías, también porque en exceso pueden causar perjuicios a tu salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here