Los californianos que no han pagado el alquiler desde el 1 de marzo debido al COVID19 podrían permanecer en sus hogares hasta al menos el 31 de enero de 2021, según una nueva ley aprobada por la Legislatura estatal y firmada por el gobernador Gavin Newsom.

En abril, el Consejo Judicial de California, la autoridad normativa para el sistema judicial del estado, detuvo la mayoría de los procedimientos de desalojo y ejecución hipotecaria durante la pandemia. Pero esas protecciones terminaban hoy, con lo que los propietarios podían reanudar los procedimientos de desalojo de los inquilinos que no hayan pagado el alquiler.

El lunes, el último día de la sesión legislativa, los legisladores estatales aprobaron el proyecto de ley que prohibiría los desalojos para los inquilinos que no pagaron el alquiler entre el 1 de marzo y el 31 de agosto debido a la pandemia.

El proyecto de ley también prohibiría los desalojos para esos mismos inquilinos hasta el 31 de enero, pero solo si los inquilinos pagan al menos el 25% del alquiler adeudado durante ese tiempo.

Newsom firmó la ley después de que los legisladores lo aprobaran. En un comunicado de prensa, Newsom calificó la ley como “un puente hacia una solución más permanente” del gobierno federal.

“Necesitamos un compromiso federal real de nuevos fondos significativos para ayudar a los inquilinos y propietarios de viviendas con dificultades en California y en todo el país”, dijo Newsom.

La legislación no perdona los pagos atrasados. Los inquilinos aún deberán el dinero. Los propietarios pueden pedirle a un juez que ordene al inquilino que lo devuelva, pero no pueden pedirle al juez un desalojo únicamente por no pagar el alquiler en su totalidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here