El presidente de Estados Unidos, Donald Trump apareció ante cientos de seguidores en su primer evento público desde que dio positivo de COVID19.

Una vez que se asomó, se quitó la mascarillas y afirmó: “Me siento muy bien”.

“Quiero que sepan que nuestra nación va a derrotar este terrible virus de China”, dijo a la multitud animada de cientos de personas, la mayoría con máscaras pero con muy poco distanciamiento social en el evento al aire libre.

“Va a desaparecer, está desapareciendo”, dijo sobre el virus, que ha matado a más de 210.000 estadounidenses.

Trump encabezó un evento que bautizó “La ley y el orden”, en su intervención, de poco más de quince minutos, aseguró que el encuentro fue convocado en “apoyo a los increíbles hombres y mujeres de las fuerzas del orden”, pero que también lo dedicó a la comunidad afroamericana e hispana.

“Quiero agradecerles a todos por sus oraciones”, afirmó el mandatario.

Fue el primer evento de esta naturaleza desde que el mandatario diera positivo de COVID-19 el viernes de la semana pasada. Desde entonces, pasó tres días hospitalizado en el centro médico militar Walter Reed y el tiempo restante en su residencia de la Casa Blanca.

La decisión de realizar el evento coincide con el último parte del médico presidencial Sean Conley, quien notó que este día “será el décimo desde su diagnóstico y con base en la trayectoria de los diagnósticos avanzados que el equipo ha estado realizando, anticipo completamente el regreso seguro del presidente a los compromisos públicos en ese momento”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here