La universidad de Oxford y AstraZeneca anunciaron que reanudaron la fase final del ensayo de su vacuna contra el COVID19 en Estados Unidos, luego de recibir la autorización de la administración de alimentos y medicamentos del país (FDA).

Estados Unidos era el único país donde el ensayo seguía suspendido luego de que un participante se enfermara el pasado 6 de septiembre. En un comunicado, AstraZeneca indicó que la reanudación de las pruebas tuvo lugar en Estados Unidos luego de que también se hubiera autorizado en los otros países donde se desarrolla: el Reino Unido, Brasil, Sudáfrica y Japón.

“La FDA analizó toda la información de seguridad de los ensayos globales y concluyó que era seguro reanudar el ensayo”, agrega la declaración del laboratorio sueco-británico.

En otro pasaje del comunicado, el laboratorio resaltó que “no es inusual que, en ensayos a gran escala, haya participantes que se sientan mal”, y explicó que “cada caso debe ser analizado para evaluar la seguridad” del estudio.

También anticipó que esperan tener los resultados del ensayo para finales de este año, pero aclaró que ello depende de “la tasa de infección donde las pruebas tienen lugar”.

Considerando que esta es la última etapa del ensayo, si obtiene resultados positivos podría conseguir la aprobación para comenzar a ser administrada a la población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here