El ministro de Salud, Francisco Alabi, reiteró que el Sistema Nacional de Salud está preparado para atender a la población ante un eventual rebrote de casos de COVID-19, los cuales han tenido un crecimiento progresivo en los últimos días.

«El Salvador no solo tiene un control en el crecimiento de la enfermedad, sino que tiene también la posibilidad o el respaldo de tener más de 2,000 camas en un centro hospitalario para poder brindar la atención de estos pacientes si llegasen a requerir algún tipo de intervención médica», expresó Alabi.

Por otra parte, Alabi lamentó que los diputados no hayan aprobado los fondos para el Hospital El Salvador. Según el titular de Salud, la Asamblea solo liberó cerca de $15 millones para el salario de los empleados.

El funcionario también solicitó a la población no bajar la guardia en el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad, para reducir el riesgo de contagio, sobre todo en lugares con aglomeraciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here