El gobierno estadounidense instó a los estados de su país a prepararse para distribuir una potencial vacuna contra el COVID19 para el 1° de noviembre, los primeros en recibirla serán los trabajadores de la salud y personas que formen parte de grupos de alto riesgo.

El director de los CDC, Robert Redfield, envió una carta dirigida a cada uno de los gobernadores de los 50 estados y a los alcaldes de las ciudades de Nueva York, Chicago, Filadelfia, Houston y San Antonio pidiéndoles que estuvieran listos para aplicar la vacuna a partir del 1 de noviembre.

La compañía McKesson Corporation, con sede en Dallas, ya tiene un acuerdo firmado con el gobierno federal para establecer centros de distribución de la vacuna apenas esté disponible.

Al respecto, los CDC pidieron a los estados que consideren “eximir” del cumplimiento de aquellos requisitos que puedan impedir que estos centros estén operativos para comienzos de noviembre, según indicó la agencia AFP.

Las autoridades sanitarias se preparan rápidamente para poner en marcha una “distribución a gran escala de la vacuna contra el COVID-19 para el otoño del 2020”, subrayó Redfield en su carta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here