El Alcalde de Los Ángeles Eric Michael Garcetti expresó que las medidas de aplicación de estacionamiento tomadas durante la pandemia COVID-19 están programadas para finalizar el próximo 15 de octubre.

Llegada esta fecha las medidas serán reanudadas con normalidad bajo la aplicación de la ley de estacionamiento y las incautaciones cuando corresponda para la limpieza de calles, vehículos abandonados, restricciones de gran tamaño y durante la noche, zonas de horas pico y anti-atascos, y registro de vehículos vencidos.

Por lo que la ciudad reanudará la aplicación de los permisos del distrito de estacionamiento preferencial vencidos a partir del 15 de octubre, además el consejo suspendió la imposición de nuevas multas por citación tardía hasta el 22 de octubre.

La enmienda de Buscaino también retrasa el momento en que la ciudad confiscará vehículos cuando alguien esté viviendo en ellos e instruye al Departamento de Transporte de Los Ángeles que informe al Ayuntamiento en 30 a 60 días con un plan para los próximos pasos.

Por otra parte, el Departamento de Transporte de Los Ángeles dijo que, en el último año fiscal, antes de la emergencia causada por COVID-19 el departamento proyectó que los ingresos por multas de estacionamiento alcanzarían alrededor de $135 millones anuales o un promedio de $11.25 millones por mes.

Pero LADOT estima que si las condiciones de aplicación de ley de estacionamiento se mantienen los ingresos por multas de estacionamiento estarán entre $55 millones y $60 millones, o $4.5 millones a $5 millones por mes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here